La ecografía que sacudió a la futura madre y a los médicos

En el artículo de hoy se relata el shock que se llevaron los médicos y Tammy Gonzales, la mamá de la bebé que en ese momento sólo tenía 17 semanas de embarazo.

La madre que vive en Miami, había ido al hospital por un control y un ultrasonido de rutina cuando los médicos capturaron las imágenes de la bebé con lo que parecía una burbuja justo arriba de sus labios.

Lamentablemente, la burbujano estaba llena de aire; se trataba de un tumor conocido con el nombre de Teratona.

Las posibles soluciones venían acompañadas de más dolor. Por un lado los médicos le sugirieron que interrumpiera el embarazo debido al alto riesgo de que la bebé muriera antes del parto, y la segunda opción era realizarle una operación en el vientre de su madre, poniendo a ambos en riesgo.

Para Tammy interrumpir el embarazo no era una opción, así que ella eligió la segunda, y dos semanas más tarde ella y su bebé se enfrentaron a la cirugía, que aunque sólo implicaría un pequeño corte y el uso de un laser para remover el tumor, toda cirugía siempre representan mayores riesgos.

El milagro luego de escoger la vida

Sólo 5 meses después de la operación la pequeña Leyna nació perfectamente sana y perfectamente hermosa.
“Ella es perfectamente normal, gracias Dios. Todo lo que ella tiene es una pequeña cicatriz en su boca, pero ella está hablando y bebiendo lo usual. Ella es nuestra pequeña bebé milagros, dijo Tammy, según lo reportado por el Newsner.

Su cirugía y la decisión de su madre la convirtieron en la primer bebé que pasó por ese procedimiento antes de nacer

“Los médicos informaron que este tumor se desarrolló por la masiva cantidad de células que se desarrollan en un bebé en gestación”, explicó la reportera que cubrió el caso para CBS News.

El tumor tenía el tamaño de una pelota de tenis, y según el Dr. Quinteros, quien la atendió y es oriundo de Venezuela, el mayor miedo es que el tumor crezca sin control y que se produzcan sangrados en el feto. Aunque este tipo de tumor no son comunes, pueden presentarse en uno de 35.000 a 200.000 embarazos.

La operación tomó lugar en el Jackson Memorial Hospital.

El revolucionario método se ha estado implementando hasta para cirugías de corazón en los bebés aún sin nacer salvando miles de vidas. Gracias a este procedimiento Leyna vivirá una vida completamente sana y normal.

Write a Comment